Padre Ignacio María Doñoro

“ El amor es la única cosa que crece cuando se comparte”

Ignacio María Doñoro nació en Bilbao en 1964 y fue ordenado sacerdote en 1989. Siete años más tarde decidió unirse como capellán a las Fuerzas Armadas, uniendo así su vocación religiosa con la de dar asistencia espiritual y anímica a quienes también entregan su vida y trabajo para servir a los demás, los militares. Y así empieza la historia del “Páter” Ignacio María.

Después de haber participado en misiones en el extranjero Bosnia, Kosovo, El Salvador, en Julio de 2001 es destinado a la Comandancia de la Guardia Civil de Inchaurrondo donde permaneció durante varios años.

En su etapa de capellán durante una misión en Bosnia.

Padre Ignacio María atendiendo a niños tetrapléjicos en Kosovo.

En otra de sus misiones durante su etapa en el ejército.

Estuvo destinado en la Guardia Civil durante más de 15 años. Sigue sintiendo que es su segunda familia.

El Padre Ignacio María entrega un tricornio de la Guardia Civil al Papa Benedicto XVI durante una audiencia pública en Roma.

Sin embargo, durante una de sus misiones a El Salvador su camino volvió a dar un giro. En su afán por salvar a un niño, arriesgó su vida para rescatarle: tras hacerse pasar por traficante de órganos lo compró por 25 dólares. A partir de ese instante supo que el rumbo de su destino en realidad lo estaba llevando por otro lado, junto a los más vulnerables, los más pobres entre los pobres.

Fundó una ONG para salvar niños en riesgo de extrema pobreza, abrió casas de rescate en Colombia, Tánger y Mozambique. Pero, fue en la selva peruana donde decidió dejarlo todo y con sus ahorros crear en 2011 el primer Hogar Nazaret.

FUNDADOR DEL HOGAR NAZARET


La primera casa de Hogar Nazaret abrió en Madre de Dios (Perú), en medio de la selva amazónica, una región castigada por la minería ilegal, lo que provoca una situación social complicada y extrema, con un sistema familiar casi inexistente y en donde abundan los casos de niños desamparados.

Nuestra misión es devolver a esos niños y niñas sus derechos arrebatados:

  • El derecho a la identidad: muchos no cuentan con documento de identidad, ni figuran en ningún tipo de registro
  • El derecho a la vida y el desarrollo: la mayoría llegan en estado de desnutrición.
  • El derecho a una vida libre de violencia: un gran número ha recibido malos tratos en su entorno familiar.
  • El derecho a un sano desarrollo integral, tanto físico como psicológico.
  • El derecho a la intimidad, en especial el de las niñas y adolescentes.

“Cada niño es único, irrepetible y le devolvemos la dignidad y el derecho a vivir una infancia segura y feliz

Padre Ignacio María Doñoro

Algunas fotos del Padre Ignacio María con niños y niñas del Hogar Nazaret.

Un apoyo especial a las niñas y adolescentes


Nuestro proyecto Casas Nuestra Señora del Rocío en Bellavista tiene como propósito atender de manera especial a casi 100 niñas y adolescentes, todas ellas con vivencias de especial vulnerabilidad por motivos de brechas en la educación. Normalmente han sido obligadas a dejar sus estudios para asumir responsabilidades domésticas, han sido expuestas a violencia y sometidas a la explotación sexual.

En el Hogar Nazaret encuentran una vida nueva, un entorno seguro y la posibilidad de estudiar y formarse hasta llegar a la universidad.

Conoce algunos testimonios de nuestras niñas:

Libros que te llegarán al corazón


En sus libros, el Padre Ignacio María nos acerca a la realidad de los niños y niñas del Hogar Nazaret en Perú. A través de ellos no solo conocerás más acerca de este maravilloso proyecto, sino que además ayudarás a mejorarlo. ¡Cada granito cuenta!

El fuego de María

Comprar en Amazon

El Secreto de Jesús

Comprar en Amazon

No pude decir que no a Dios. Aquellos que estáis enamorados sabéis que el amor te atrapa y acorrala. No deja opción. Hacer locuras por amor es lo que da sentido a una vida. Y veo al Amor en los más pobres. Reconozco su rostro en medio del sufrimiento, en las puertas del infierno, rescatando niños abandonados.

Padre Ignacio María Doñoro